Las personas, una droga idiotizante si no se controla

Un bebé no vive sin los cuidados de los padres, por lo que hemos aprendido que "la soledad es mala". En una relación adulta, echas un poco de tu identidad, renuncias un poco a como eres en una transacción (que no suele ser equitativa), para adaptarte a esa persona.


La droga más clásica, tentadora e idiotizante son las personas, un bálsamo para el autoestima, que se basa en los demás cuando no quieres o te da miedo conocerte a ti mismo. Las personas que se anulan por temor al abandono, suelen comenzar relaciones rápidamente tras la ruptura. Pero esto es un arma de doble filo: sigues enganchado a esa droga, y no permite un tiempo de duelo para reflexionar, saber quien eres y construir tu nueva identidad para relaciones futuras sanas. Por ello es muy importante estar solo un tiempo, independientemente de quien haya dejado la relación.

#psicologoenhuelva #psicologahuelva

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo