La envidia de los padres hacia los hijos, existe.

ūü§∑ūüŹĽ‚Äć‚ôāÔłŹ si se supone que nuestros padres quieren lo mejor, ¬Ņpor qu√© a veces son destructivos? La envidia ya la tiene, forma parte de su personalidad.¬†ūüĎÜūüŹľ Los motivos pueden ser varios: los padres a veces quieren acabar algo a trav√©s de los ojos de los hijos, y si esto no sucede as√≠, pueden boicotear su evoluci√≥n, por ejemplo, con la carrera profesional del hijo y m√°s cuando estos han alcanzado metas m√°s altas.


En otras ocasiones, cuando la madre o padre ha pasado penurias, como por ejemplo una situaci√≥n de maltrato y el hijo rechaza este tipo de v√≠nculo, hay padres que de manera encubierta sabotean las relaciones sanas de sus hijos. ‚ÄúSi yo lo pas√© mal, t√ļ tambi√©n‚ÄĚ.ūüėď El envidioso quiere destruir lo que le produce la disonancia y si es tu hijo lo que te est√° haciendo ver mal, intentas denigrarlo para t√ļ verte bien. Frases tipo: ‚Äúno eres tan inteligente‚ÄĚ, ‚Äúyo era m√°s guapa‚ÄĚ, te hacen sentir un pato feo pudiendo ser un cisne.ūü¶Ü En todo momento evolutivo de una persona, a veces antes, a veces despu√©s, dejamos de idealizar a nuestros padres para colocarlos en un plano terrenal y al final nos damos cuenta que todos tenemos taras, pero que tambi√©n todos tenemos derecho a que nuestros padres nos cuiden y nos ayuden a sacar lo mejor de nosotros mismos.¬†ūü¶č

#psicologoenhuelva #psicologahuelva


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo