Sesión de observación de el/los menor/es con el peritado. Huelva

"cuestión de ética profesional"

contexto natural/

una mañana o tarde

70

Siendo muy simplistas, cuando un progenitor solicita una modificación de medidas los motivos suelen ser los siguientes: pasar más tiempo con sus hijos, ostentar la guarda y custodia porque mi ex pareja no lo hace bien o "machacar" a su expareja porque ha vuelto a rehacer su vida y otra persona convive con sus hijos y hace el rol de padre/madre...desgraciadamente estos casos existen.

Es lamentable pero real, y personalmente nunca acepto una pericial de este tipo con una simple entrevista con el peritado o el estudio del expediente judicial.

Como Decisión Provisional y Personal para seguir con el informe o no, convivo en diferentes contextos naturales observando la interacción de éstos durante una mañana o tarde, que además suele ser en fin de semana ya que es cuando el no custodio suele tener a los menores bajo su cuidado.

No existe ninguna prueba o análisis estandarizado que permita detectar alguna "anomalía", se trata pues de una decisión ética-personal-profesional.

Considero que eso del "bien del menor" o "el interés del menor" es un concepto que puede ser tergiversado o manipulado (consciente o inconscientemente). Existe una ceguera selectiva que afecta a la mayoría de los progenitores. Todos sabemos que es muy difícil ser objetivos con los hijos. En el caso de separaciones conflictivas, esta ceguera puede alcanzar límites inconcebibles. 

Nada nos garantiza que alguien con gran capacidad de simulación, no consiga engañarnos. Pero contamos con una ventaja: los menores. Su capacidad de simulación durante largos periodos de tiempo y, sobre todo, en contextos naturales, es realmente pobre.

Desgraciadamente, esta propuesta de dedicar horas fuera del despacho no es la práctica habitual de los profesionales de la Psicología Forense. Nuestra labor como colaboradores del sistema de justicia debe ser eso, justo. Y con estas medidas estamos asegurando la imparcialidad aunque nos movamos en el terreno de lo privado.

ética_3.jpg